La nueva generación moldea su lenguaje en un país aislado

Notes

nueva generación, lenguaje, país aislado, Jóvenes Directores, Trasnocho Cultural, Festival, Venezuela

Los ciclos y talleres en los que la gente joven puede presentar sus propuestas suman nuevas ediciones este año. El viernes se inaugura la III edición del Festival Jóvenes Directores Trasnocho Cultural

En diciembre finalizó la XI edición del Festival Crea Joven, que reunió a cerca de 150 creadores en 18 piezas. El viernes comenzará la tercera temporada del Festival de Jóvenes Directores del Trasnocho Cultural, en la que 8 grupos finalistas presentarán sus propuestas y durará hasta el 12 de marzo. Además, actualmente se desarrolla en los espacios del Urban Cuplé la décima versión de Microteatro Venezuela y en febrero serán entregados los Premios Marco Antonio Ettedgui, que reconocen el talento de figuras del teatro menores de 35 años de edad.

A estos espacios para la creación se suman los ciclos que realizan teatros como La Caja de Fósforos, con el Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense que en 2016 tuvo su segunda edición. Y los de centros culturales, como El Festín Cajanegra de teatro universitario que tuvo lugar en el BOD. Y los montajes de graduación que realizan los alumnos del TET, Rajatabla y la Escuela Juana Sujo, solo por nombrar algunos.

Aunque no existen políticas culturales en el teatro –tampoco en el resto de las disciplinas artísticas–, el gremio ha encontrado la manera de autoabastecerse y darle continuidad a sus proyectos. En medio de esto destaca la nueva generación: sus propuestas han conseguido donde ser mostradas y reconocidas.

Esto ha generado nuevos públicos. “Desde el Trasnocho Cultural hicimos este Festival de Jóvenes Directores como un emprendimiento para crear nuevas voces. Nos habíamos dado cuenta de que éramos los mismos, los de una generación que poco a poco estaba desapareciendo. Decidimos que había que abrirse a la gente joven. Así realizamos la primera convocatoria. Eso movilizó espectadores que no eran el común”, recuerda Eva Ivanyi, quien se desempeña como jurado.

La también diseñadora de vestuario asegura que una de las fortalezas de los artistas jóvenes es que están muy bien informados: “Es una generación renovada en el sentido de que no está acostumbrada a hacer teatro con dinero. Han tenido la posibilidad de estudiar en la universidad. No sienten que les haya afectado el hecho de no vivir la época de festivales y giras; hacen sus cosas con otros criterios. Es gente que confía en sí misma”.

Sobre los intercambios culturales, el periodista y crítico teatral Edgard Moreno-Uribe señala “No hay muchos, pero están Internet y los videos, por donde llega mucha información. Si algo tiene de hermoso la juventud venezolana es que no se ha rendido. Sin embargo, esta generación juvenil, que apenas empieza, tiene fallas de capacitación. Tendrán que aprender, porque así lo exige el mundo al que quieren pertenecer”.

Entre las necesidades, el director Dairo Piñeres habla del texto: “Creo que hacen falta talleres para los jóvenes que quieren escribir. Porque quieren decir muchas cosas y falta el impulso a la dramaturgia para que sea más sólida”.

Quien está al frente del Festival Crea Joven agrega que la principal fortaleza de la generación de relevo es su carácter multifuncional: “Saben de iluminación, sonido, maquillaje. El que dirige también actúa. La situación país los ha llevado a eso, porque tienen que hacer muchas cosas para sobrevivir. Además, hay quienes tienen profesiones en paralelo. Pero hay que salir adelante, soy optimista con la juventud”.

Fuente El Nacional

nueva generación, lenguaje, país aislado, Jóvenes Directores, Trasnocho Cultural, Festival, Venezuela