Yulimar Rojas: “Mi meta es consagrarme campeona en Tokio 2020”

Yulimar Rojas, Mi meta, consagrarme campeona, Tokio 2020

Una presea plateada olímpica en Río 2016. Un glorioso oro en las pistas de Londres este año en el Mundial de Atletismo. También un primer lugar en el Mundial en Pista Cubierta de Portland hace un año y el segundo puesto en la Liga Diamante 2017. Un palmarés que ha impulsado la carrera de Yulimar Rojas hacia lo más alto del salto triple.

La caraqueña de tan solo 21 años le está dando a Venezuela una de las mejores épocas en su historia olímpica, y ahora, está encaminada a convertirse en la reina de su disciplina.

La posible coronación de Yulimar tiene lugar y fecha: Tokio 2020. Los próximos Juegos están en la mira de la triplista, quien sueña con darle al país una nueva presea dorada.

El orgullo de Anzoátegui conversó vía telefónica con PANORAMA. Confesó que en Madrid se ha ganado el apodo de “La Bicha”, en comparación con Cristiano Ronaldo. Relató sus sensaciones, habló de su vida en España, su visita a Venezuela y contó sus sueños.

Sobre sus vacaciones en Venezuela, la atleta contó: “Me siento bastante, contenta, entusiasmada y emocionada de estar en mi tierra. Haber logrado el oro para mi país es una de las cosas que más anhelaba, llegar y ser recibida en lo más alto. Abrazar a mi familia, ver a mi gente, enseñarles la medalla y hablarle a mi Venezuela querida, demostrarle todo mi afecto y cariño con el que compito”.

“Representar a mi país es mi mayor orgullo. Mi gente siempre está pendiente de mí, enviándome mensajes bonitos. Es lo mejor que me pasa. Espero que vengan muchos años defendiendo los colores patrios y que Venezuela siempre me apoye”, destacó.

Rojas, compartiendo con los niños en su llegada a Barcelona, Anzoátegui

Respecto a sus conclusiones de su año, Rojas manifestó que “ha sido un gran año, de muchos y buenos logros, en especial el campeonato del mundo, que pone más grande este 2017”.

“La Bicha” confesó cual de sus medallas es más importante para ella: “Para mí, las dos medallas (plata en Río y oro en Londres) son importantes, pero la de plata tiene un sentimiento más grande. Era mi sueño, lo que quería desde el principio, una de mis más grandes aspiraciones. Estar en unos Juegos Olímpicos, presente, vestir los colores de mi país y luego ganar una medalla es gratificante. La  de Londres es muy buena, me hace sentir feliz también, pero pienso que la de Río tiene un poder más significativo”.

Yulimar, con su medalla de plata en los Juegos de Río 2016

Explicó lo difícil de vivir lejos de sus seres queridos: “Estar lejos de mi país es muy fuerte, bastante raro, porque a veces el atleta desea ver a su familia, estar del lado familiar, en su país. Yo he podido superarlo, llevándolo poco a poco. Hablo diariamente con ellos, mi familia me ha apoyado en todo momento y me hacen sentir como en casa”.

“Mi entrenador (Iván Pedroso) y yo hemos establecido una confianza bonita por ello los logros que hemos obtenido. Apenas vamos a cumplir dos años juntos y ya tenemos tres medallas históricas, dos mundiales  y una olímpica. Aún falta, hemos  ido trabajando poco a poco. Hemos perfeccionado la técnica de mi salto y la he mejorado este año en comparación con el 2016. Los ajustes me han permitido mejorar y por eso hemos estado por encima de los 14.80 metros en muchas competencias y ganar el campeonato del mundo. Espero seguir trabajando con él”, expresó Yulimar sobre su relación con su entrenador y lo que mejoró este año.

“Pedroso me ha transmitido confianza y seguridad. Cuando comencé a entrenar con él era muy insegura de mi técnica y salto, que no sabía si podía saltar por encima de los 14 metros, pero ahora es lo que hemos conseguido. Estoy muy contenta y emocionada por lo que he conseguido al ser yo misma. En estos días, algunos aficionados del Real Madrid me han estado llamando ‘La Bicha’, refiriéndose a Cristiano Ronaldo”.

También habló sobre su vínculo con el Fútbol Club Barcelona: “Ha sido una de las cosas más importantes que me ha sucedido. Han estado apoyándome en todo momento en mi carrera, han confiado en mí y para mí es un placer vestir los colores culés. Espero seguir mucho tiempo con ellos… ¡Visca el Barça!”

Rojas explicó su rivalidad con la colombiana Caterine Ibargüen: “Mi rivalidad con Caterine Ibargüen es sana. Ella es tremenda persona y es muy fuerte derrotarla, hay que saltar duro.  Competir con ella es un honor. Espero que el podio los próximos años siga siendo Venezuela-Colombia y  que el atletismo de nuestra región esté por encima del resto”.

Yulimar, abrazándose con Ibargüen después del Mundial de Atletismo

Confesó que el cansancio no le permitió coronarse en la Liga Diamante: “Después que terminé el Mundial me desvinculé un poco de las competencias de la Liga Diamante . Estuve un poco alejada y desconcentrada. Solo quería descansar. Lamentablemente se me escapó en la última parada (Zúrich) pero estoy tranquila. Lo importante era ganar el Mundial”.

“Estoy tomando mis vacaciones. Anzoátegui es mi lugar favorito del mundo, con mi gente, el sol, las playas, mi tierra.  Quiero estar tranquila y serena, olvidarme un poco de lo que es el atletismo. A finales de septiembre espero volver a los entrenamiento, porque viene el 2018, que será grandioso y quiero prepararme desde muy temprano para que las cosas salgan como él”.

Rojas aseveró que “es el mejor momento del atletismo venezolano”.

“Desde que comencé en el atletismo quería que los chicos y chicas se identificaran conmigo y con lo que hago. Es un honor representar a mi gente,  un ejemplo para la juventud de Venezuela. Espero que mi ejemplo lo tomen muchas personas y traten de superarse al máximo”.

La triplista finalizó: “Esto está comenzando, apenas tengo 21  añitos y he podido conseguir grandes logros. Mi meta es  ambiciosa y sé que daré más de que hablar en los próximos años. La meta es Tokio 2020 y consagrarme como una campeona olímpica”.

Fuente Panorama

Yulimar Rojas, Mi meta, consagrarme campeona, Tokio 2020