Siul Rasse convierte dibujos de entramados en esculturas

Siul Rasse convierte dibujos de entramados en esculturas

Siul Rasse, convierte dibujos, entramados, esculturas

La creadora disfrutó de la residencia artística en la Macolla Creativa.Indagó en nuevas formas de lidiar con los materiales a partir de trabajos anteriores elaborados con estilógrafo y acrílico

Siul Ailuj Rasse asegura que para ella pintar es como escribir, hablar o tejer. Requiere concentración y técnica, pero al mismo tiempo es una actividad espontánea, tan orgánica como las líneas a las que da forma con sus manos. Desde diciembre, la artista de 29 años de edad participa en el Programa de Residencias Artísticas que ofrece la Macolla Creativa, en el que ha logrado experimentar con algunos desplazamientos de materiales. Sus lienzos, antes contorneados con estilógrafo, pasaron a tener volumen y textura, y se convirtieron en masas escultóricas que amenazan con acaparar el taller en su totalidad.

En el laberinto de calles de La Pastora, en el centro de Caracas, se alza un fortín creativo de dos pisos que muestra una fachada de antaño. A ese lugar llegó Rasse con una trayectoria plástica basada en pinturas elaboradas con estilógrafo y acrílico sobre papel. Un mes después de su instalación, la artista ha comenzado a llevar sus diseños a esculturas. El resultado es una decena deVolúmenes orgánicos, una veintena de Capas colorítimicas y los Contornos coloreados hechos con tinta, además de una valiosa experiencia para continuar su investigación estética.

La artista, oriunda de La Guaira, realizó el bachillerato en la mención de Dibujo Técnico y trabajó un tiempo proyectando planos arquitectónicos. Quiso hacer la carrera de Arquitectura, pero decidió estudiar Arte, aunque en su trabajo está la necesidad de traspasar el diseño a la realidad tridimensional. “Siul quiso hacer una exploración del volumen. Su estancia en la residencia le permitió construir objetos que están relacionados con el lenguaje que ella estaba reproduciendo en el papel, pero llevados a la escultura”, indica el artista plástico Julio Loaiza, quien junto a Desiree Chique y Rafael Arteaga coordinan el espacio de creación para artistas jóvenes en La Pastora.

El producto principal de la investigación estética de Rasse en sus Volúmenes orgánicos es la conquista de esas masas de yeso rellenas con tela, piedras, tierra o plástico que permanecen aún en blanco, pero que podrían llenarse con una explosión de color.

Comenzó dibujando. “Los Contornos empezaron desde el vacío, no había tantas líneas ni entramados”, recuerda la joven pintora egresada del Instituto de Estudios Superiores en Artes Plásticas Armando Reverón. “Después se hicieron más orgánicos con el estilógrafo. Les añadí color, siguiendo una composición más rígida, y ahora lo que queda es seguir experimentando con lo que puedo hacer cuando salgo del papel. Al lograr que la obra pase a otras disciplinas puedo conseguir que sea más integral. Quisiera llevar los Volúmenes orgánicos a cerámica o ver cómo puedo registrar esas formas en video”, dijo y recalcó que el artista, curador de arte, investigador y profesor Víctor Hugo Irazábal ayudó a cimentar las bases de su exploración desde que llegó a la Macolla Creativa.

Influenciada por el trabajo de una de las representantes del arte abstracto nacional, Mercedes Pardo, y por la obra del brasileño Ernesto Neto, Rasse ha compuesto unos entramados lineales cromáticos en las paredes de la sala de exposiciones de la estación del Metro en La Hoyada, expuso sus Contornos en la Alianza Francesa de Caracas y realizó el que ha sido, hasta ahora, su trabajo más ambicioso: un mural de casi seis metros en la fachada principal de la galería GBG Arts de Prados del Este. “Me gustaría abarcar espacios más grandes, tal vez intervenir un edifico entero. Sin embargo, por ahora vamos a seguir experimentando con los volúmenes hasta llegar a lo concreto”, puntualizó la artista.

Refugio de creación para los jóvenes

La Macolla Creativa es un espacio patrocinado por artistas caraqueños. Se fundó en 2014 bajo la premisa de que iba a funcionar como un ente de investigación, formación y difusión artística para hacer un seguimiento a los creadores que permanecen al margen del circuito expositivo formal. La idea era proporcionarles un sitio para el desarrollo de sus necesidades estéticas y nuevas formas de expresión.

Ubicado en La Pastora es hasta el momento, junto con El Avispero, fundado por la artista visual y performancista Érika Ordosgoitti, uno de los pocos lugares en Caracas donde los jóvenes pueden vivir la experiencia que proporcionan las “residencias artísticas” patrocinadas que les permiten explorar su actividad creativa sin preocuparse por costos, materiales o espacio físico.

Alrededor de la Macolla Creativa se reúne una comunidad de más de 15 artistas. Funciona como un espacio abierto en el que se aprueban proyectos para los cuales los interesados pueden postular a través de MacollaCreativa.com. Los creadores Renzo Rivero, Lym Moreno, Jennina Guzmán y Prada Colón han incursionado con sus estilos en los rincones de este centro cultural. “Tratamos de crear unas condiciones diferentes que promuevan el trabajo del artista. Eso lo hacemos sin desligarnos de la realidad que nos circunda”, refiere Julio Loaiza.

Fuente El Nacional

Siul Rasse, convierte dibujos, entramados, esculturas