Sello venezolano en Food Network

Sello venezolano en Food Network

Sello venezolano, Food Network, gastronomía

Grace Ramírez tiene una ascendente historia de sabores marcada por la determinación. A estas alturas puede preciarse de haber publicado un bien logrado libro de su autoría, bautizado La Latina, editado por Penguin Random House, y de ser la presentadora de Destinos con sabor, serie de 16 capítulos para Food Network Latinoamérica, que se transmitió hasta el pasado 3 de julio y que posiblemente consiga nueva etapa.

En esa prolífica carrera han sido cruciales los sabores venezolanos con los que creció. Aquellos que su abuela, entrañable para ella, convertía en celebración familiar donde se sumaban hasta 50 personas a la mesa dominguera de su infancia en Caracas. “Esos tiempos marcaron mi vida”, contaba en una reciente visita al país, donde despidió a la abuela que encaminaría su destino. De padres venezolanos, la joven que nació en Miami y creció en Caracas, vivió luego una existencia itinerante en varias naciones de Latinoamérica junto a su madre. “Cuando me fui a vivir a Miami para estudiar Comunicación y trabajar, siempre llamaba a mi abuela para que me explicara cómo hacer el pabellón o cualquiera de sus recetas”. En Florida trabajó en MTV, donde fue productora y directora durante una década. Luego apostó por Nueva York con la determinación de trabajar en Food Network, aunque esa decisión implicara el riesgo de una aventura y una espera en la que devoró sus ahorros. Conoció finalmente a un asistente del chef Bobby Flay, celebridad del canal. Y la contrataron, aunque empezó otra vez como asistente. “Trabajé duro y allí estuve tres años hasta llegar a ser directora del show”. En el primer Master Chef de 2008 decidió concursar entre 60.000 personas. Y quedó. “Seguro voy a ganar, me dije.  Y nada que ver. Era mucha presión”. Anhelaba hacer el pabellón de su abuela, pero en el segundo show salió con una recomendación de Gordon Ramsay, que tomó en serio: estudiar cocina. Ganó una beca y fue alumna del French Culinary Center. En ese momento hizo pasantías con el reconocido  Mario Batali en Eataly.

Junto a su esposo venezolano se mudó una temporada a Nueva Zelanda, donde dio clases de cocina, enseñó a hacer arepas y la llamaron para ser jurado del programa The kitchen rules. Un paso determinante para su decisión de escribir una obra que honrara los sabores que heredó de su abuela. “En todas las editoriales me decían que antes debía ser famosa”. El programa surtió efecto, y comenzó a elaborar La Latina, un libro en el que comparte platos de este país, como la carne mechada, el  asado, el quesillo o las mandocas. “Busco hacerlos accesibles y que puedan ser replicables en otras fronteras”. Allí sumó las recetas latinoamericanas que pedía a sus amigos del continente. El texto se distribuyó en Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido para multiplicar allí esos sabores. “Mi sueño es hacerlo en castellano. Este libro tiene la fuerza de mi abuela”.

De vuelta en Nueva York logró ser la presentadora de la serie que recién se transmitió, Destinos con sabor, en la que recorre varios países de Latinoamérica mostrando desde los restaurantes encumbrados hasta los más accesibles. “En este continente se está viviendo un gran momento gastronómico. Y si bien Perú y México lideran el movimiento, allí vamos todos con ellos”.

*En Instagram está como @chefgraceramirez. Su libro La Latina se consigue a través de Amazon 

Fuente Todo En Domingo

Sello venezolano, Food Network, gastronomía