Ramos revive su ofensiva

Ramos, revive, ofensiva, beisbolista venezolano

El receptor Wilson Ramos, de los Rays de Tampa Bay, ha resurgido con el madero en el mes de agosto y en los últimos siete días liga .600, registro que le ha permitido elevar su promedio, que estuvo por debajo de los .200 en junio y julio.

El careta valenciano en los últimos cinco juegos ha despachado 12 incogibles en 20 turnos, suma un doble, dos empujadas, un boleto y dos ponches para promediar .600, el porcentaje de bateo más alto del circuito durante la última semana.

De los últimos ocho partidos, Ramos ha ligado indiscutibles en siete e, incluso, en seis de ellos ha despachado dos o más imparables y registra dos cuadrangulares.

El receptor venezolano parece tomar el ritmo con el madero tras iniciar este año en la lista de incapacitados, por estar enfocado en recuperarse de una cirugía que se practicó el año pasado en la rodilla derecha.

En agosto ha estado eficaz con el bate: en 53 turnos ha despachado 18 imparables, un doble, dos batazos de cuatro esquinas, ha remolcado cuatro y ha anotado seis para dejar .340 de porcentaje de bateo.

En lo que va de mes, el careta ha subido su promedio de .192 hasta .258, lo que demuestra el buen momento que vive el criollo, que se muestra saludable de su rodilla.

Su reaparición en los diamantes detrás del plato se suscitó el 24 de junio, mes en el que apenas disputó cuatro partidos y dejó un bajo .143. El carabobeño tampoco tuvo un efectivo mes de julio, ya que soltó 13 imparables en 61 turnos y promedió .213.

En lo que va de campaña, Ramos ha sido mejor bateador cuando juega en casa, el Tropicana Field, al que llegó este año tras un acuerdo como agente libre por par de temporadas y 12.5 millones de dólares. En este escenario, el careta batea .297 (64-19), ha sacado una pelota del parque, suma cuatro dobles, ha empujado seis y ha anotado cuatro.

Sin embargo, en relación a la cuota de poder que puede aportar, la ha demostrado con más frecuencia cuando no está en el Tropicana Field. En la carretera ha sumado cuatro jonrones, 11 empujadas y ocho anotadas, pero deja .219 de porcentaje de bateo (64-14).

El criollo no ha tenido piedad con los lanzadores zurdos este año, ya que les batea para .324 (34-11), pero baja su producción cuando se mide a diestros (.234).

Su máxima producción ha estado en las buenas conexiones que ha logrado con la recta de cuatro costuras (.377) y se ha visto bien con el sinker (.300). El slider ha sido el envío con el que más lo han sacado de paso en este mes (.278).

En lo que va de campaña, Ramos ha despachado 33 imparables en 128 apariciones en el plato, totaliza cuatro dobles, cinco cuadrangulares, 17 empujadas, 12 anotadas y se ha ponchado en 25 ocasiones, para un porcentaje de bateo de .258.

Está en su octava temporada en la gran carpa. Su mejor actuación la dejó el año pasado con los Nacionales de Washington al promediar .307.

Fuente El Impulso

Ramos, revive, ofensiva, beisbolista venezolano