Poder venezolano en dobles dígitos

Poder venezolano, dobles dígitos, jonrones, beisbolista venezolano

Conseguir diez jonrones era algo excepcional en el pasado, no en el presente. De hecho, ya van 24 criollos con una decena o más esta temporada

Mientras José “Cafecito” Martínez, jardinero de los Cardenales de San Luis, daba la vuelta al cuadro, el sábado en la noche, celebraba su décimo cuadrangular de la temporada. La cifra resultaba algo extraordinario para los venezolanos en épocas lejanas. Alfonso “Chico” Carrasquel fue el primer hombre criollo que llegó a la barrera de la decena de jonrones y la superó, con 12 en 1954. Aquello fue un gran suceso y consolidó el status de súper estrella del recordado campocorto caraqueño.

Pero los tiempos han cambiado. Bastante. Las rarezas de antes se transformaron en lo común del presente. El décimo estacazo de Martínez ni siquiera es considerado una hazaña. De hecho, con el varguense amplió a 24 la lista de peloteros criollos con 10 o más bambinazos en la campaña. Esa última cifra sí responde a un hecho excepcional.

El poderío de la expedición nativa en las mayores ha sido de tal magnitud, y distribuido en tantos peloteros, que se rompió el récord de venezolanos con diez o más  estacazos en una zafra. La marca anterior era de 21 toleteros, en 2015.

Aunque en las dos docenas de peloteros en la letanía aparecen nombres que sobre pasan los 10 cuadrangulares con regularidad, así como Rougned Odor, Salvador Pérez, Eugenio Suárez y Miguel Cabrera; también hay algunos que logran llegar al guarismo por primera vez. Martínez es uno de esos casos.

“Cafecito” apenas cuenta con dos temporadas en las Grandes Ligas y aun conserva el carácter de novado, a pesar de sus 28 años de edad.  El campocorto Orlando Arcia, de los Cerveceros de Milwaukee, es otro que no tiene mucho tiempo en las mayores. El año pasado, cuando hizo su debut, pegó cuatro batazos de vuelta entera; actualmente contabiliza 12.

No obstante, también existen paleadores con notable pericia que por primera vez coleccionan diez o más palazos. El más notorio es Elvis Andrus. El torpedero de los Rangers de Texas poseía 1221 juegos disputados antes de la campaña 2017 y nunca había conectado más de ocho cuadrangulares por año, incluso en 2010 no pegó un gran batazo en 674 apariciones en el plato. Esta zafra ya lleva 16.

Ender Inciarte, patrullero central de los Bravos de Atlanta, no puede pavonearse de tener una trayectoria tan larga como Andrus antes de esta temporada, pero sí contaba con 381 careos entre 2014 y 2016. En el lapso largó 13 vuelacercas, mientras que en los 120 encuentros de este campeonato ya alcanzó la decena.

Por último está Jesús Aguilar, inicialista y bateador emergente de los Cerveceros, quien guarda en sus alforjas 13 bambinazos en su primera campaña establecido en la gran carpa. Debutó en 2014, y subió en varias ocasiones las campañas siguientes.

Hay posibilidades de que la lista se incremente a 30. Antes de la jornada dominical Asdrúbal Cabrera y Manuel Piña tenían nueve jonrones, y Ezequiel Carrera, Carlos González, José Pirela y Héctor Sánchez poseían ocho.

Fuente El Nacional

Poder venezolano, dobles dígitos, jonrones, beisbolista venezolano