Manual de ociosidades con Valentina Quintero

Manual de ociosidades con Valentina Quintero

Manual de ociosidades, Valentina Quintero, turísmo, Venezuela

En Caracas

Las guacamayas

Arman un alboroto fenomenal, vuelan en pareja, llenan el cielo de colores, siempre consiguen alimento en balcones y ventanas, y cuando no se los ponen lo reclaman frenéticas. Son las guacamayas de Caracas. Estas habitantes que convirtieron la capital en su mejor hogar no tienen depredadores, los caraqueños las amamos y son un atractivo feliz y colorinchoso, con cuentas en Instagram y cientos de padres adoptivos.

Para verlas: dobla el pescuezo mañana y tarde, cuando oigas el alboroto.

Bien dateado

Busquen el libro Caracas City 450, visiten la página www.ccscity450.com.ve o sigan la cuenta en Instagram

@ccscity450, para que descubran las joyas arquitectónicas de nuestra ciudad, los íconos de la modernidad, el extraordinario buen gusto y el talento nacional e internacional que hay en tantas esquinas. Es una forma de amar Caracas y llenarnos de orgullo para sentir la urgencia de recuperarla. En esta época tomen su tiempo para asomarse a la ventana desde donde estén y gozarse la luz de enero, los cielos de un azul muy intenso, los árboles en cualquier parte, las aves, los balcones con cascadas vegetales. Mirar sigue siendo gratis.

En Caracas

Mercado chino

La comunidad china se congrega todos los domingos en su mercado en El Bosque. Es fascinante. Muchos productos los cultivan aquí y te indican cómo usarlos, si logras que alguno hable español. Hay pancitos rellenos hechos al vapor que son una divinidad, patos ya cocinados y maravillas traídas de China para preparar la infinita variedad de esta cocina. Lo ideal es conseguir a alguien que te explique, aunque también es emocionante atreverse. Al lado se puede desayunar chino.

Para ir: mercado chino. Los domingos, mientras más temprano mejor. Queda en El Bosque.

En Caracas

Cambures

Cuando vayan al Mercado de Chacao, fíjense en el puesto que está en la salida o entrada sin escaleras, cerquita de la venta de cochino, al lado de los plátanos en el pasillo de las verduras. Temprano en la mañana le entra una luz preciosa que hace brillar esas frutas. Pero lo mejor es que a partir de los jueves hay cambures manzanos; para mí, los mejores. Los compran pintones y se van madurando felices. Esperen que se cumpla el proceso. Si no están listos de un todo, dan como dentera.

Para ir: Mercado de Chacao. Miércoles a domingo.

Fuente Todo en Domingo

Manual de ociosidades, Valentina Quintero, turísmo, Venezuela