Las 7 cosas que más extrañamos los maracuchos en el exterior

cosas, más extrañamos, maracuhcos, exterior, Venezolanos en el exterior

Estas son las 7 cosas que más extrañamos los maracuchos que vivimos lejos de nuestro terruño; porque no importa lo bien que estemos en España, Francia o cualquier país del mundo… nuestro hogar siempre estará en Maracaibo.

Sí. Es verdad. En Europa hay más calidad de vida, seguridad, los supermercados están llenos de comida… pero definitivamente hay cosas que “no tienen precio”, como comerse un patacón con todo, ir un domingo a la Basílica a agradecerle a la China, disfrutar un amanecer gaitero o algo tan sencillo como comerse un cepillao.

A continuación enumeramos aquellas cosas imposibles de encontrar en este lado del mundo (o en cualquier otro país). Cosas que nos hacen las personas más felices del mundo por muy sencillas que sean y que para nosotros no tienen precio:

7 cosas que los maracuchos extrañamos de nuestro terruño

1. Los patacones

Si bien es cierto que en Europa cada vez son más los negocios venezolanos que ofrecen arepas, sancocho, pabellón o empanadas, seguramente no conoces ningún restaurante que venda patacones de verdad, hechos de plátano verde o maduro y rellenos de lomito, pernil y pollo.

Los maracuchos nos sentimos orgullosos de nuestra gastronomía, más aun del patacón, que se ha convertido en el plato típico zuliano.

 wAAACwAAAAAAQABAEACAkQBADs

Patacón de Chops. Foto: Flickr

2. El Callejón de los Pobres

También llamado “El Callejón de los Ricos”. En este mercado informal hay cabida para todos, desde las familias más humildes que van a comprarse las pintas de diciembre hasta las mujeres más “sifrinas” en busca de rebajas y la última moda.

En el Callejón los maracuchos conseguimos de todo, desde zapatos, bisutería y telas hasta vestidos de 15 años y quien diga que nunca ha comprado algo en el Callejón simplemente no es maracucho.

Callejón de los Pobres. Foto: Jhair Torres

Callejón de los Pobres. Foto: Jhair Torres

3. La Basílica

La Basílica es el templo de los zulianos y el hogar de nuestra Virgen de Chiquinquirá. Es el lugar a donde llevamos a todos los turistas y donde celebramos el amanecer gaitero cada 17 de noviembre.

A todos los maracuchos, incluso aquellos no tan religiosos, se nos hincha el pecho de orgullo al hablar de nuestra Basílica y se nos ponen los pelos de punta cada vez que cruzamos la puerta.

 wAAACwAAAAAAQABAEACAkQBADs

Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá.

4. El Puente Sobre el Lago

Además del lago, la China y la gaita… los maracuchos nos sentimos orgullosos de nuestro Puente Rafael Urdaneta, uno de los mayores símbolos de zulianidad.

Cuando un maracucho piensa en el Puente Sobre el Lago también se le vienen a la mente recuerdos de vacaciones, de pescado frito con arroz y tostones un domingo en familia o de un vaso “mollejúo” de papelón con limón o jugo de caña.

Por eso todos los maracuchos soñamos con volver a nuestro terruño, comenzar a pasar el puente y sentir una emoción tan grande que se nos nuble la mente.

 wAAACwAAAAAAQABAEACAkQBADs

Puente Sobre el Lago de Maracaibo. Foto: Javier Briceño / Flickr

5. Los Cepillaos

El cepillao es uno de los mayores recuerdos que tenemos los maracuchos de las salidas del colegio, los domingos en la Vereda del Lago o las tardes jugando en la calle.

No hay quien se resista a un cepillao de cola con leche condensada, incluso hay quienes le ofrecen más al cepilladero por “un chorrito más de leche”.

Y es que la mayoría de los maracuchos hasta nos sabíamos el nombre del cepilladero que se paraba todos los días a la salida del liceo o del que pasaba por frente de la casa los domingo, ¿o no?

 wAAACwAAAAAAQABAEACAkQBADs

Foto: @ellibrero/Instagram

6. Los amaneceres

El 18 de noviembre es uno de los días más nostálgicos del año para los maracuchos que vivimos lejos de nuestro terruño. Y es que no había que ser devoto de la Chinita para celebrar cada año al ritmo de la Gaita su aparición.

Para los maracuchos la feria comienza a principios de noviembre, pero el 17 es nuestro Día Grande, pues vamos a la Basílica y le entonamos versos a nuestra patrona “hasta que el sol amanezca”.

 wAAACwAAAAAAQABAEACAkQBADs

Amanecer Gaitero.

7. La 72

No es que la vida nocturna es España sea mala (para nada), pero es que una de las cosas que más extraño de mi Maracaibo es cenar a eso de las 8:00 de la noche en Que Pinchos, tomar algo en Beirut y terminar la noche en Capitán Soda o alguna otra discoteca… ¡todo en la misma calle!

Calle 72 de Maracaibo, una de las más concurridas de la ciudad y preferida por los maracuchos.

Calle 72 de Maracaibo, una de las más concurridas de la ciudad.

Definitivamente son muchas las cosas que los maracuchos extrañamos de nuestra tierra, detalles sencillos, baratos, “verguitas” que nos hacen felices y que daríamos lo que fuese por volver a vivir.

Fuente Rootsalad

cosas, más extrañamos, maracuhcos, exterior, Venezolanos en el exterior