La reinvención de Ángela Oráa

La reinvención de Ángela Oráa

reinvenció, Ángela Orá,  comunicadora

La comunicadora protagoniza un seriado por Instagram, con libretos de Mónica Montañés, que documenta su experiencia al someterse a intervenciones estéticas. Un proyecto nacido para promocionar una clínica se ha convertido en punto de partida para el humor y la búsqueda de la belleza, con una pizca de banalidad  y otra de profundidad

La edad no es impedimento para alcanzar nuevas metas y Ángela Oráa así lo demuestra. Decidida y llena de confianza asegura sentirse orgullosa por conquistar, a sus cincuenta, el mundo de los millennials. La serie Angela 2.0 que se distribuye mediante publicaciones en Instagram, plasma en pantallas mucho más chicas que las de la televisión las inquietudes que atraviesa toda mujer cuando la insatisfacción con un aspecto de su cuerpo comienza a rondar en su cabeza.

La iniciativa llegó a su vida de manera inesperada. Con la evolución del mundo comunicacional, las redes sociales se volvieron una herramienta indispensable y sus seguidores y clientes le exigían una interacción más frecuente. Fue entonces cuando en  febrero, durante el lanzamiento de la clínica estética Medical Arts, surge la exigencia de promocionar la marca de manera rompedora. Una especie de reality show que diera a conocer los beneficios que el centro médico brinda fue la propuesta, pero Oráa no prestó atención en el momento; sin embargo, “con el tiempo me hice muy amiga del dueño de Medical Arts, y un buen día me dice ‘pero ¿por qué no lo hacemos contigo?’ y yo estaba buscando algo para innovar en las redes. Me gustó la idea y entonces comencé a darle forma. Fueron varias cosas que en ese momento hicieron clic, no solamente el yo querer renovar con algo muy original, sino que en realidad yo estaba pasando o procesando un cambio en mi psique, quería gestar un cambio en mi vida. Coincidieron esas dos realidades, la del reality show de mi amigo, que hoy en día es mi socio, y la mía, que es buscar una transformación física”.

Así surgió Angela 2.0, la primera instaserie de habla hispana. El proyecto documenta el proceso al que se sometió Oráa para lograr una transformación física: la liposucción. Aunque muestra una realidad, todo está muy bien preparado con los mejores equipos. Ángela buscó la ayuda de Leonardo Padrón para la realización del guión, y a pesar de que al escritor le gustó la propuesta, reconoció que la persona indicada para ser parte del proyecto era Mónica Montañés, autora de las telenovelas Guerra de mujeres y Voltea pa’ que te enamores, entre otras. “Es él  quien me remite a Mónica. Yo la conozco de hace mucho tiempo porque coincidimos juntas en el Diario de Caracas, cuando trabajamos ahí. Ella amó la idea”, indica Oráa.

La protagonista reconoce que hacía mucho que buscaba un cambio, pero antes de que Medical Arts hiciera su propuesta, una cirugía estética no cruzaba su cabeza. “Toda mi vida he hecho ejercicio y si bien yo no estaba de acuerdo en cómo las redondeces de mi cuerpo fueron adquiriendo personalidad propia, siempre pensé y tuve la idea de que con ejercicio y dieta rigurosa podría dominarlo, pero no fue así”, alega. La angustia que expresa en la serie es genuina. “Cuando Mónica accede a escribir el libreto tuvimos largas conversaciones porque ella quiso entrar en mi psique y lo logró. Ella realmente lo que transmite son mis inquietudes y mis miedos, todo está ahí escrito”. El inicio de la transformación coincidió con la gira para medios. Un atuendo dramático y estrafalario era la manera en que Oráa se presentaba ante las cámaras, ocultándose. Al mejor estilo de una diva, un sombrero con tul cubría su cara y torso para que no pudiera ser vista. “No me dejo ver porque además tengo un contrato de confidencialidad, la transformación no ha llegado al punto que se quiere. Cuando surgió esto de la gira de medios dije ‘estoy en una especie de contradicción porque estoy en plena transformación, pero también es necesario para Ángela 2.0 dar las entrevistas’. Ha sido muy polémico, incluso estuve en un medio en el que tuve un roce fuerte con la persona que me entrevistaba porque insistía en que me quitara el mosquitero; yo le dije ‘mira, esto no es un disfraz estoy haciendo un performance de carácter poético porque lo que yo quiero transmitir aquí es una mujer que está todavía en su capullo y aún esa mariposa no ha salido. Vengo aquí a los medios así porque es así cómo debo estar”.

La comunicadora también asegura que lo que hace no es un asunto de frivolidad, sino de autocomplacencia. “Llega un momento en que te ves ante el espejo y esa mujer no es la que eres tú porque usualmente con los años te modificas, y encontrarte con ese carrito nuevo que fuiste años atrás es una sensación muy rica. Lo que yo siento me da un gran confort, hay una sensación de regocijo e identificación conmigo misma”, añade. Para ella, la belleza es un rompecabezas que se conforma por distintos aspectos que hacen a una “mujer integral, un todo”.

Ángela ignora el número exacto de cuántos seguidores ha ganado con la serie. Se considera una millenial, metafóricamente, porque logró captar “ese mundo tan volátil, lo rápido que va todo, lo preciso y conciso porque es todo una clave”. Está consciente de que muchas mujeres se identifican con lo que expresa en el contenido que comparte, tanto contemporáneas como las más jóvenes. Pero las críticas no están ausentes. A su juicio, la instaserie sí contiene “un componente banal, pero también de profundidad porque es el reencuentro de la mujer con el cuerpo que siempre he tenido”.

El seriado, que se publica vía Instagram, llega a su capítulo final este domingo 3 de diciembre. Se habían previsto 12 episodios, pero aumentaron en edición por el formato de la red social. Su alcance ya incluye a Miami y Madrid y le da confianza a la protagonista para pesar algún día montarse en una tarima “y hacer un stand up”. Ángela Oráa no está segura de cuál es el futuro de la instaserie luego del episodio final pues para ella esto “es un ejercicio personal un poco loco”.

Fuente El Estímulo

reinvenció, Ángela Orá,  comunicadora