La huella venezolana en Madrid

La huella venezolana en Madrid

huella venezolana, Madrid, Venezolanos en el exterior

Monumentos, esculturas, pinturas… Hemos recorrido Madrid en busca de la huella venezolana, muestras de nuestro país que aguardan en la ciudad.

Dispersos a lo largo y ancho se Madrid, se hallan esculturas, pinturas y monumentos de gran envergadura que, o bien han sido creados por talentosas manos venezolanas o bien llevan consigo un tributo, por parte de la capital española, a la historia y a la cultura de Venezuela, país con el que, indudablemente, la nación ibérica ha tenido lazos innegables e inquebrantables desde hace cinco centurias.

Curiosamente, muchos venezolanos, tanto los que residen en la capital hispánica como los que van de visita, desconocen sobre la existencia o la ubicación de los lugares en donde se encuentran estas hermosas manifestaciones tan ligadas a nuestro tricolor patrio.

Es por ello que en RootSalad hemos hecho un paseo a través de la hermosa Madrid con el fin de recopilar las más importantes y significativas muestras de la huella venezolana, apreciables tanto para turistas de todo el mundo como para los habitantes citadinos.

Monumento a Andrés Eloy Blanco, Parque del Retiro

En el Paseo Venezuela del parque del Retiro, sin duda el más importante de Madrid, se puede ver un busto dedicado a la memoria de Andrés Eloy Blanco, el poeta más significativo de la historia venezolana y cuyos inspirados cantos, artículos y prosas, aún resuenan, más vivos que nunca, en la cultura popular.

La relación de Andrés Eloy con la Madre Patria comienza en 1923 con el afamado “Canto a España”, preciosa oda entre cuyos versos figura un estruendoso “Para cantar a España, traigan a nuestro coro unos, su voz de bronce, y otros su voz de oro”; y con la que ganó el primer premio de los juegos florales de Santander, una importante competición literaria.

En 1975, a veinte años de su trágica desaparición física, la alcaldía de Madrid, junto con la de Caracas, decidió inmortalizarlo con esta escultura.

Fisicromía para Madrid (Carlos Cruz-Diez), Parque Juan Carlos I

En 1992, Madrid es nombrada capital europea de la cultura. Para celebrar este galardón, se decide inaugurar el parque Juan Carlos I, un precioso descampado que sería intervenido por varios de los escultores más importantes del mundo para ese momento.

Entre los convocados estuvo el veterano y laureado artista caraqueño Carlos Cruz-Diez, quien creó “Fisicromía para Madrid”, una imponente y ampulosa estructura que, con curvas que asemejan al cuerpo de una serpiente en movimiento, es capaz de mostrar diferentes y exóticas tonalidades que varían de acuerdo a la ubicación del espectador.

Ninguno de los visitantes del parque, sean adultos, ancianos o niños, se queda indiferente ante la majestuosa creación de este genio venezolano.

Penetrable (Jesús Soto), Museo Reina Sofía

Sin duda, el nombre de Jesús Soto está ligado, con fama merecida, al arte venezolano. Este creador, oriundo de Ciudad Bolívar, dejó huella en muchas de las ciudades más importantes del mundo, tales como Nueva York, París, Sao Paulo y Venecia.

Madrid, por supuesto, no podía quedarse por fuera de la influencia de Soto. El museo Reina Sofía, el más importante de España en lo referente a arte contemporáneo, alberga, en su colección permanente, siete obras del maestro guayanés. La más impactante, sin duda, es “Penetrable”, un ensamblaje interactivo que, con madera e hilos de silicona, da la impresión de detener un instante de tormenta tropical.

Monumento a Andrés Bello, Real Academia Española

En 1851, con setenta años, Andrés Bello fue nombrado miembro honorario de la Real Academia Española, sin duda el bastión más célebre en lo que respecta a la lengua castellana.

La influencia de este erudito y filólogo caraqueño, gracias a sus incansables ensayos e investigaciones, fue tal para América y para Europa, que la RAE decidió inmortalizarlo con un encargo al prestigioso escultor sevillano Juan Abascal, quien realizó, para la fachada principal de la Academia, un monumento de cuerpo completo que rinde tributo a Bello.

Monumento ecuestre de Simón Bolívar, Parque del Oeste

Tras dos intentos fallidos por homenajear, en la capital española, al venezolano más importante de todos los tiempos, en 1970 se inaugura, en el precioso, fresco y tranquilo Parque del Oeste, la estatua ecuestre del Padre de la Patria Simón Bolívar.

En uno de los costados del pedestal, destaca un pensamiento de Miguel de Unamuno, uno de los catedráticos españoles más importantes de la historia, quien asevera que “…sin él (Bolívar), la historia de la humanidad hubiese quedado incompleta”. El monumento, en su totalidad, cuenta con ocho metros de altura, lo que hace, por sus destacables dimensiones, que turistas, estudiosos y curiosos se acerquen a observar, aunque sea por unos instantes, al caraqueño que, con su proyecto, dio libertad a seis naciones.

Venezuela es un gran país que, tanto en la historia política como en las artes, ha dado y seguirá dando de qué hablar. De la misma manera en que en Caracas, Maracaibo, Valencia o Barquisimeto se han hecho homenajes a muchos personajes capitales de la historia universal, muchas ciudades del mundo han dedicado espacios a esos venezolanos que con constancia, esfuerzo y creatividad, dan brillo a la huella venezolana que sigue dando pasos a través del planeta.

Fuente Rootsalad

huella venezolana, Madrid, Venezolanos en el exterior