José Osuna tuvo una noche casi perfecta en Miami

José Osuna tuvo una noche casi perfecta en Miami

José Osuna, noche casi perfecta, Miami, novato venezolano

El novato venezolano pegó cuatro hits y remolcó una carrera para ser clave en la paliza de los Piratas de Pittsburgh 12-2 sobre los Marlins

El ascenso de José Osuna al equipo grande de los Piratas de Pittsburg fue quizás un poco tardío.

De hecho, no se esperaba que su estreno en las Grandes Ligas se diera tan pronto en la temporada, pero la suspensión del dominicano Starling Marte le abrió las puertas y con su bate se ha encargado de responder a la  confianza del manager Clint Hurdle.

El nativo del estado Trujillo, que pasó siete años en las ligas menores, demuestra por qué es considerado una de las promesas del conjunto filibustero y del beisbol venezolano.

Osuna tuvo un gran aporte con el madero ayer en la vapuleada que le propinó su conjunto a los Marlins de Miami en territorio floridiano. Bateó cuatro sencillos en cinco visitas al cajón de los bateadores, remolcó una y anotó dos, amén de recibir un boleto.

El polifacético jugador, que ha sido usado como jardinero e inicialista en los nueve juegos en los que ha visto acción, dejó average de .333, producto de 8 imparables en 24 turnos.

Su coterráneo Francisco Cervelli también fue fundamental para la causa bucanera al fletar trío de rayitas y pisar la goma en par de oportunidades.

El careta pegó su primer triple de la zafra como uno de sus dos hits de la noche en cinco veces frente a los lanzadores.

Por los Marlins, Martín Prado conectó un sencillo en tres turnos y fue sustituido por Miguel Rojas, que se fue en blanco en dos ocasiones.

Indio caído. Carlos Carrasco no pudo mantener su gran inicio y ayer sucumbió por segunda vez en la campaña a manos de los Marineros de Seattle con pizarra de 3-1.

El derecho criollo tuvo una salida de calidad, con tres anotaciones permitidas en ocho episodios completos, pero su equipo no pudo apoyarlo en ofensiva.

Las únicas manchas en la presentación del barquisimetano fueron los dos jonrones de Robinson Canó y Ben Gamel. No concedió pasaportes y ponchó a ocho contrarios, y su efectividad quedó en 2.04.

Avisaíl García, que mantiene su extraordinario comienzo, volvió a conducir a los Medias Blancas a  otro éxito ante los Tigres de Detroit 7-3.

García disparó su quinto jonrón del año, llevó a dos compañeros al plato y conectó par sencillos para continuar como líder bate de la Liga Americana con .388.

Fuente El Nacional

José Osuna, noche casi perfecta, Miami, novato venezolano