El avance indetenible de Corina Smith

avance indetenible, Corina Smith, televisión venezolana

Una serie juvenil de televisión fue el primer paso para darse a conocer. Ahora, es una de las voces más populares entre la juventud venezolana

La timidez no le sirvió para ocultar el talento. Poseía una voz melodiosa de la que sus padres se enorgullecían tanto que era la presentación obligada en cada cumpleaños o parrillada familiar. Una maestra observó el potencial que había en esa voz e hizo que participara en todos los actos colegiales. De esta forma el miedo escénico fue perdiendo poder y Corina Smith ganó confianza, pero sobre todo la certeza de que algún día quería formar parte del ambiente artístico. Estudió piano en su niñez y dedicó parte de la adolescencia a formarse para el canto. Y con el adiestramiento profesional entendió que detrás del canto o la actuación había una industria formal a la que ella quería pertenecer. “Siempre sentí una energía al momento de empezar a cantar, también hice teatro y me di cuenta de que me gustaba estar ahí, pero no sabía que había un mundo donde eso se hacía profesionalmente. Mientras investigaba historias de actrices descubrí que había un equipo de trabajo formal, que había que prepararse. Ahí supe que quería pertenecer a ese ambiente”.

Luego tuvo la oportunidad de participar en un casting y su vida cambió. Pasó a formar parte del elenco de la serie Somos tú y yo, y con ello llegó la popularidad. “Me dijeron que tenía el perfil para la serie, yo no la había visto. Mi abuela me llevó y fui directo del colegio sin saber qué se hacía en un casting, cómo tenías que ir vestida. Pero una vez dentro me dije a mi misma que tenía que quedar, hice como cuatro pruebas hasta que me llamaron y me sentaron junto a mi papá. Me dijeron que mi vida iba a cambiar, y cuando salí de ahí le pregunté: ‘¿Qué fue eso?’. Él me explicó de qué se trataba todo el papeleo y qué significaba para mi vida”.

Una nueva existencia

Su aparición en la serie Somos tú y yo y, luego, en NPS (No puede ser) le abrió las puertas no solo de la pantalla nacional, sino de un mundo que anhelaba y que al mismo tiempo desconocía. Siendo una adolescente le tocó aprender desde muy temprano la disciplina que se requiere para mantenerse en el medio artístico, pero en especial los sacrificios que implica. Fue una etapa extenuante y enriquecedora a partes iguales, como ella lo describe: “Esa etapa me agarró desprevenida. Desde el día siguiente de firmar tuve un período de preparación. Cuando no estaba grabando la serie, el elenco estaba ensayando, montando coreografías. Yo iba al colegio, me dejaban en el estudio, salía y tenía ensayo, dormía y el día siguiente se repetía. Fue una preparación muy valiosa que hoy en día agradezco. En NPS fue más fuerte porque mi personaje era más grande, prácticamente vivíamos en el estudio; en ese tiempo empecé a faltar a compromisos familiares y eso fue algo que no todo niño de 15 años vive. Son los sacrificios que tienes que considerar. Fue una etapa y una prueba muy fuerte para todos”.

La música como destino

Haber participado en series musicales le abrió una ventana que le sirvió no solo para recordarle su interés, sino para probarse a sí misma que era capaz de incursionar en el canto con éxito. Mientras estaba fuera de Venezuela, un Dj le pidió que le escribiera una canción, y aunque tenía piezas escritas nunca se había propuesto sacar a la luz esa faceta de compositora. Pero aceptó el reto, escribió la canción y a partir de allí se dedicó a componer para sí misma. Había optado por incursionar como cantautora, con las influencias de R&B y hip hop que había adquirido previamente cuando vivió en Estados Unidos, con la voz que durante años había preparado de forma profesional y con las habilidades adquiridas en pantalla. Estaba decidido.

“Llame a mi papá, le expliqué que quería ser cantante y me dijo: ‘Está bien, hazme un plan y mándamelo. Si al día siguiente quieres hacer lo mismo es porque lo puedes lograr’. Estuve como dos meses planificando y descubriendo mi futuro musical, que también va muy de la mano con mi camino como compositora. Quería hacer música que a mí me gustara, no complacer a otros o seguir lo que estuviera sonando. Deseaba hacer lo mío, R&B con reguetón, y algunos me explicaron que nadie hace eso; otras personas me dijeron que las mujeres que hacían R&B no se escuchan en Latinoamérica, pero eso me entró por un oído y me salió por el otro”. Después de presentarle el proyecto a su padre, y de obtener el apoyo de su familia, lanzó su primer tema llamado “La difícil”.

Luego, Corina Smith compuso temas que también se convirtieron en éxitos radiales, como Escape o Novios, en las que hace dúo con su pareja, Gustavo Ellis: “Empecé con la música en el mismo momento en que la vida me juntó con Gustavo. Él ha sido el guía principal de mi proyecto. Nuestra relación es más que sentimental. Gracias a Escape y a Novios las agendas se han sincronizado más y poco a poco nos hemos vuelto una pareja profesional. Esto ha tenido cosas buenas, ya que no solo es quien me guía personalmente, sino que también es la persona con la que comparto y eso nos proporciona un balance perfecto. Los dos somos determinados, los dos tenemos ganas de salir adelante”.

Ahora, Smith se concentra y se prepara para lo que será su primera gira internacional. Y aunque comenzó actuando, por ahora se visualiza concentrada en la música. Entiende que el éxito que vive hoy, especialmente entre la población juvenil, es una meta que a muchos artistas le toma años conseguir, pero ella lo asume como un compromiso: “Me salgo de mis zapatos y veo que no es lo normal. Yo estaba buscando hacer lo que me gusta, pero no esperaba tener éxito tan rápidamente. Es un cambio de vida muy drástico que no sé porque me lo merecí, soy muy afortunada de poder hacer realidad mi sueño y vivirlo hoy. Todo me está sucediendo tan rápido que a veces es difícil asimilar todo el cariño y el apoyo, es una bendición y una responsabilidad. Mis canciones han tenido mucha receptividad, al final funcionó, a pesar de que mucha gente me dijo que no. Hay tanta gente que ha escuchado mis canciones, que se las dedican y ahí está el valor de lo que hago. Eso es lo que me motiva”.

Fuente El Nacional

avance indetenible, Corina Smith, televisión venezolana