Cómo apoyar desde la distancia a los hijos que emigraron

Cómo apoyar desde la distancia a los hijos que emigraron

apoyar, distancia, hijos, emigrar, venezolanos en el exterior

La emigración siempre es una experiencia que duele, tanto al que se va como para el que se queda. En el caso de la emigración de los hijos es más difícil aún, pues aunque todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, a veces lo que es mejor para ellos entra en contradicción con lo que es mejor para nosotros como padres, por eso, hoy en YoEmigro.com te ayudaremos con eso.

En primer lugar debemos sentirnos felices por la independencia de los hijos que educamos y que ahora desean construir una vida propia en otras tierras con mejores oportunidades laborales. La confianza en la educación que les dimos, nos da esa seguridad y tranquilidad que nos ayuda a mitigar la tristeza por su partida, lo que los especialistas llaman el síndrome del “nido vacío”.

El caso es que aunque nuestros hijos ahora se encuentren en otro país haciendo una vida independiente, nunca dejamos de ser sus padres y para ellos en esa etapa de su vida es muy importante del apoyo que le puedan brindar las personas que le dieron la vida.

¿Cómo ayudar a nuestros hijos emocionalmente desde la distancia? Lo primero que debemos hacer es dejar de pensar en nosotros como víctimas y en que nos dejaron solos; por el contrario debemos enfocarnos en que hicimos un buen trabajo como padres y que esa es la base para el éxito de nuestros hijos; y así se lo debemos hacer saber para que ellos se sientan más tranquilos con la decisión tomada.

Seguir siendo esos padres que apoyan emocionalmente a los hijos desde la distancia no es difícil, a continuación algunas recomendaciones:

Siempre este será tu hogar

Uno de los mayores miedos de quienes emigran es ser olvidados y la mejor forma de apoyar a nuestros hijos desde la distancia es haciéndole sentir que su espacio en el hogar siempre estará preservado, qué su lugar siempre estará ahí por si quieren regresar. Esto le aliviará la angustia de sentirse olvidado o de “morir” en la mente de sus seres queridos.

Comunicación constante

Especialmente durante los primeros meses quienes emigran suelen sentirse muy solos y deprimidos y la comunicación constante ayuda a aliviar la soledad. El contacto telefónico y a través de las redes sociales puede compensar la separación. Lo importante es que como padres aprovechemos los avances de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para reflejar el apoyo y cariño a nuestros hijos, así sea a la distancia.

También podemos utilizar las diferentes aplicaciones disponibles para facilitar el contacto y la comunicación; así como mensajes de texto, WhatsApp, Skype o Facetime y muchas otras que ayudan a preservar el sentido de cercanía.

Intereses en común

Algo que ayuda a mantener la cercanía con nuestros hijos es establecer intereses en común para tener temas de conversación que nos ayude a tener una comunicación más fluida y profunda. También es importante que cada vez que hablemos con nuestros hijos les hagamos preguntas abiertas que le permitan expresarse más y compartir sus sentimientos, miedos e intereses.

Informarse sobre su entorno

Si nos interesamos por conocer los nombres de las personas cercanas, estaremos dando el mensaje a nuestros hijos que aún estando lejos nos interesamos y preocupamos por todo lo que ocurre en su vida y su bienestar. Conocer sobre su entorno debemos hacerlo con mucha sutiliza para que no sientan que nos estamos entrometiendo en sus vidas.

Ofrecerle apoyo

Constantemente debemos recordarles a nuestros hijos que estaremos allí para cuando ellos nos necesiten, ofreciendo nuestra ayuda y apoyo en todo lo que sea posible. Sentirse apoyado por sus padres les ayudará mucho y aliviará ese sentimiento de vacío y soledad.

Reiterar el amor

No está de más que cada vez que hablemos con nuestros hijos, les recordemos cuánto los amamos y deseamos su éxito y bienestar. Sentirse amado, aún estando lejos es fundamental para llevar el proyecto migratorio con éxito.

Actitud colaboradora

Es muy importante que como padres asumamos una actitud colaboradora, estando abiertos emocionalmente para aconsejarle cada vez que así lo requiera. Por mucho que los extrañemos no debemos decírselo reiteradamente pues eso les creará angustia y tristeza.

También debemos hacerles saber que estamos dispuestos a ayudarles económicamente en caso de que lo necesiten; así como para la realización de gestiones y trámites de documentos que requieran de su país.

¿Crees que es posible brindar apoyo emocional a un hijo que ha emigrado? Si tu hijo está lejos o si eres un hijo inmigrante, cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Si la información te parece de interés compártela en tus redes sociales para que llegue a todos tus amigos y conocidos.

Fuente Yo Emigro

apoyar, distancia, hijos, emigrar, venezolanos en el exterior