15 consejos para emigrar con tu mascota

15 consejos para emigrar con tu mascota

tu mascota, emigrar, consejos, trámites, viajes

Los animales también son parte de la familia y cuando ésta decide mudarse a  otro país abandonarlos no es una opción. En este artículo explicamos algunos consejos para emigrar con tu mascota

Tomar la decisión de emigrar es algo muy complicado. No solo por todas las dudas que surgen durante el proceso (documentos, apostilla, visados, alquileres, etc.), sino por las despedidas, las lágrimas y los abrazos por parte de nuestros familiares y amigos; Abrazos que están llenos de esperanza, orgullo y valentía, pero que al final no dejan de ser abrazos de despedida.

Las mascotas son parte de la familia. Despedirnos de los perros o los gatos que nos ha acompañado durante años en el hogar es tan difícil como hacerlo con otros seres queridos. Incluso cuando por cualquier motivo creemos que lo mejor es que permanezcan el país de origen, encontrar un nuevo hogar o una familia que los adopte puede convertirse en una tarea muy complicada.

Por suerte, existe la posibilidad de viajar con animales domésticos e incluirlos en los planes a la hora de emigrar. De hecho, cada vez es más fácil y seguro hacerlo, aunque siempre es importante tomar en cuenta muchos aspectos para que todo salga de manera correcta.

15 consejos para emigrar con tu mascota

Si planeas emigrar con tu mascota, en este artículo te explicamos algunos consejos a tomar en cuenta antes de viajar, al momento del traslado y una vez establecido en tu nuevo país.

Antes del viaje

1. Toma la mejor decisión para preservar la vida de tu perro o gato

Las principales dudas a la hora de emigrar con la mascota están relacionadas con el traslado. Dependiendo de las características del animal y el estado de salud, viajar en un avión durante más de cinco horas puede representar un grave peligro.

2. Infórmate con tiempo y realiza todas las diligencias necesarias meses antes de viajar

Muchas veces el proceso suele ser complicado y si llega la hora del viaje y no has cumplido con todos los requisitos, puede que los planes deban cambiar.

3. Sé consciente de que los trámites para trasladar a tu mascota a otro país suelen ser costosos

Dependiendo del animal y el país de destino, el precio total puede variar entre 2.000 y 5.000 euros.

4. Algunas razas de perros están prohibidas en ciertos países

Infórmate para no realizar trámites en vano. Un ejemplo de ello es el Pit Bull Americano, cuya entrada está prohibida en países como Australia, Canadá y Estados Unidos.

5. Exige que la revisión médica sea realizada por un veterinario con licencia

Colegiado y que pueda emitir el certificado correspondiente que indica que el animal se encuentra en buen estado de salud, posee sus vacunas en regla y está desparasitado. De lo contrario puedes terminar por perder dinero y complicar aún más el proceso.

6. Reúne los requisitos para el traslado

Por lo general, para emigrar con tu mascota es necesario obtener un certificado de vacunación, un certificado de salud internacional y un permiso de exportación. Estos documentos se obtienen en el país de origen.

Lo recomendable es leer bien la información oficial relacionada con el traslado de mascotas y, si es necesario, acudir a una asesoría en el consulado del país al que deseas viajar para que te expliquen con detalle lo que debes hacer.


Al momento del viaje

7. Compra una jaula transportadora segura

Recuerda que lo barato sale caro y lo más importante es la salud de tu mascota. La jaula o kennel debe tener un diseño a prueba de filtraciones, un tamaño adecuado para que ninguna parte del animal quede fuera de ella y contar con buena ventilación.

Para que el animal vaya cómodo, debe poder ponerse de pie dentro de la jaula y de ser posible, acuestalo sobre una mantita con la que se sienta familiarizado.

8. Las mascotas pequeñas pueden viajar como equipaje de mano en algunas aerolíneas

Aunque también deben estar dentro de la jaula, pueden colocarse debajo del asiento.

9. Notifica con antelación a la aerolínea acerca del viaje

Evita problemas el día del vuelo y encárgate de informar a la compañía aérea que vas a viajar con tu perro o gato y cuáles son sus características.

10. Prepara a tu mascota para la inspección en el aeropuerto

Los animales con heridas, cirugías recientes, en estado de embarazo o enfermos no pueden viajar. Además, para la inspección debes saber que tu mascota puede ingerir alimentos hasta 12 horas antes del vuelo.

Después del viaje

11. Cada país exige cumplir con normas diferentes

Por ejemplo, si deseas emigrar con tu mascota a España, es obligatorio que ésta cuente con un microchip, esté vacunada contra la rabia y otras enfermedades, etcétera.

El microchip es un dispositivo que cuenta con información acerca de la mascota y su propietario.

12. Consulta la lista de laboratorios veterinarios autorizados por la Unión Europea

Esto solo aplica si para trasladar a tu mascota te piden una prueba serológica antirrábica. Se trata de una muestra tomada 30 días después de la colocarle la vacuna antirrábica y tres meses antes del viaje. Puedes consultar la lista de laboratorios aquí.

13. Evita ser multado

Infórmate acerca de las normas en la ciudad donde planeas vivir antes de emigrar con tu mascota. En algunos sitios, el Ayuntamiento prohíbe a las personas pasear a sus perros sin correa y el uso del bozal es obligatorio para ciertas razas o animales de gran tamaño y peso.

14. Cuenta con la autorización del dueño del piso donde vayas a vivir

Algunos condominios tienen prohibida la convivencia con animales en los edificios o en los pisos de alquiler. Esto debes preguntarlo bien al momento de mostrarte interesado en alquilar un piso o una habitación. Si el dueño de la vivienda o el condominio no tienen problema alguno con que tu perro o gato se instalen a vivir contigo, asegúrate de que esto esté reflejado en el contrato de alquiler.

15. Incluye a tu mascota en el presupuesto

Las mascotas son parte de la familia y se merecen atención y cuidado. Si piensas emigrar y tienes poco dinero para mantenerte los primeros meses, probablemente lo mejor será esperar establecerte y encontrar un empleo estable para luego llevarte a tu perro o gato.

Nunca tires la toalla

Si en un primer momento consideras que lo mejor es dejar a tu mascota en Venezuela, no te preocupes. Esto puede ayudarte a mantenerte motivado y dispuesto a salir adelante y reencontrarte con tu perro o gato en un futuro.

Existen muchas empresas dedicadas a realizar este tipo de trámites, solo es cuestión de investigar, asesorarse, pedir opiniones y leer mucho acerca del tema.

Fuente Rootsalad

tu mascota, emigrar, consejos, trámites, viajes